¿Qué pasa si me demandan y no tengo cómo pagar?

Cuando solicitamos un préstamo, lo ideal es poder devolverlo en las cantidades y tiempo acordado, pero desgraciadamente esto no siempre es posible, ya que pueden aparecer situaciones de emergencia en las que se necesita el dinero para otras cosas y al final gastamos lo que teníamos previsto para liquidar la deuda. ¿Qué pasa si me demandan y no tengo cómo pagar?

Si te han notificado de la existencia de una demanda en tu contra por falta de pago, pero no tienes como pagar, esta información es para ti.

El incumplir con los plazos de un préstamo hace que la entidad que te ha prestado el dinero añada a tu deuda intereses moratorios, con los que el monto se hace más grande y muchas veces impagable.

En el momento en que la deuda sea imposible de liquidar, la entidad o institución que te prestó empezará a tomar acciones legales contra ti.

A continuación, resolveremos las dudas más frecuentes respecto a este tema.

¿Qué pasa si me demandan y no tengo cómo pagar? ¿Puedo ir a la cárcel?

No, En México no se puede ir a la cárcel por este tipo de situaciones ya que según el artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano, no procede la privación de libertad por deudas de carácter civil. La respuesta es NO. En México no se puede ir a la cárcel por esta situación según el artículo 17 de la Constitución Mexicana, ya que la vía en que se hace justicia en estos casos es civil en el orden mercantil.

¿Cuál es la cantidad máxima por la que me pueden demandar?

La cantidad por la que te pueden demandar será por el monto de tu deuda.

Es muy importante que sepas que el embargo tiene un límite legal de 03 veces el monto del adeudo.

Es decir, si debes $50,000.00 pesos, el máximo que te podrán embargar ya con intereses moratorios será de $150,000.00 pesos.

A veces las Instituciones también quieren que el demandado pague los gastos generados por el juicio, pero pocas veces el Juez lo autoriza.

Si quieres saber exactamente la cantidad por la que te pueden demandar, lo mejor que puedes hacer es conseguir tu reporte especial del Buró de Crédito o del Círculo de Crédito. Así estarás seguro de cuánto dinero debes y la máxima cantidad por la que te pueden demandar.

¿Qué pasa si me demandan y no tengo cómo pagar? ¿Me pueden embargar?

En el caso que haya una demanda mercantil contra un deudor. Los embargos son órdenes judiciales que solo las puede autorizar un Juez .

Una vez que te hayan demandado y no tengas como pagar la deuda, a falta de pago, sí pueden embargar tus bienes. Para que esto pase, forzosamente debe existir un juicio mercantil. En caso contrario, no se te podrá embargar nada.

Los juicios son caros y requieren mucho tiempo, además de que aún así la Entidad no tiene la garantía de que va a recuperar todo el dinero que le debes.

¿Todos los bienes son embargables?

¡No! La Ley es clara en este sentido y solo son embargables: bienes raíces; vehículos; joyas; equipos de entretenimiento; computadoras, celulares, motocicletas, accesorios, etc.

Los bienes embargables tienen una característica común: las personas pueden prescindir de estos artículos y vivir sin ellos.

El embargo solo lo puede llevar a cabo un actuario del Juzgado que se identifique en el momento, no hay nadie más que tenga la autoridad jurídica para realizar tal acción.

Como demandado tienes la opción de solicitar que los bienes que te sean embargados queden bajo tu resguardo.

 Así el Actuario solo realizará un inventario de los bienes que te pueden embargar. 

Si me embargan, ¿Cómo saben que las cosas son mías?

El embargo solo se puede realizar sobre los bienes que tiene el demandado o los de su aval (en caso de que hayas señalado uno).

El Actuario judicial asume que las cosas que están ahí son tuyas y que por lo tanto se pueden embargar y luego rematar

En caso de que no se pueda comprobar que los bienes no son del demandado, se podrán recuperar por medio de otro juicio denominado Tercería.

Recuerda que, si no fuiste notificado de la existencia de un juicio mercantil, entonces NO podrán embargarte.

¿Qué bienes no son embargables?

Los bienes no embargables son aquellos indispensables para la vida diaria, por ejemplo:  comedor; cocina y sus artículos; dormitorios, sabanas, almohadas y ropa particular del deudor.

Entre la serie de bienes que no se pueden embargar bajo ningún concepto, se encuentra el sueldo que percibe el deudor.

¿Puedo evitar un embargo?

Debes tener en cuenta que las entidades prestamistas siempre preferirán primero negociar contigo el pago de la deuda.

Por ello, si ya recibiste la notificación de demanda y no tienes como pagar antes de que los intereses crezcan más, solicita una reestructura de deuda mediante la firma de un Convenio Modificatorio.

Si renegocias tu deuda, la antigua por la que te iban a realizar el embargo desaparecerá y nacerá una nueva deuda.

Esta nueva deuda no estará en un proceso de cobranza judicial, y por lo tanto no te embargarán.

¿Cómo puedo identificar si la demanda es falsa o real?

Para saber si la demanda es real o no, saca tu reporte especial del Buró de Crédito lo puedes solicitar en línea aquí.

En este documento, podrás revisar si tu cuenta ha sido demandada de forma judicial.

El texto que aparecerá será similar a esto: SG Demandada por el otorgante Demanda Interpuesta por la Entidad Financiera o la Empresa Comercial Otorgante del Crédito”.

Otros datos para tomar en cuenta:

  • Las demandas no se notifican por teléfono o por correo.
  • No son solo una hoja fotocopiada, el documento debe ser en tamaño oficio, con los sellos y firmas correspondientes del Juzgado.
  • No pueden ser notificadas por un abogado, ni un gestor, solo por un Actuario del Juzgado.
  • Al ser notificado deben proporcionar:
  • La cédula de notificación.
  • La copia de la demanda.

Por último, te dejamos estos consejos para evitar demandas por falta de pago:

  • Solicita préstamos o contrae deudas, únicamente si la situación es de urgencia. Nunca pidas dinero prestado para satisfacer lujos.
  • Ahorra. Siempre cuenta con un fondo de reserva de al menos de 03 meses de tu sueldo y así poder afrontar situaciones de emergencia sin pedir prestado. 
  • Paga tus deudas a tiempo, no tardes en pagar, ya que entre más tiempo te atrases, más altos serán los intereses moratorios que tendrás que pagar y puedes correr el riesgo de ser demandado.
  • Nunca pidas un nuevo préstamo para pagar otro, puedes entrar en un círculo vicioso de contraer nuevas deudas para pagar otras y así nunca podrás lograr una estabilidad financiera.
  • Siempre lee la letra pequeña de los contratos que firmes, ya que muchas veces traen cifras o intereses más altos para la deuda, sin que el deudor se dé cuenta.